Guía para rescatar tu cabello

Cabello dañado versus cabello seco El cabello dañado ocurre frecuentemente si aplicas tratamientos químicos fuertes a tu cabello (incluyendo tratamientos de queratina, permanentes y decolorante). Tu cabello se quebrará fácilmente y lo notarás en tus prendas constantemente. Además, si tu sientes tu cabello como “chicle” o elástico cuando está húmedo esto significa que tu cabello está dañado. Por el contrario, si tu cabello se siente duro o tus puntas se secan rápidamente después de salir de la ducha, significa que tu cabello simplemente necesita de hidratación urgente. La resequedad causará puntas abiertas y frizz. Esta puede ser causada por frecuente uso de herramientas de calor, exposición al sol o falta de acondicionador.

Cómo reparar tu cabello dañado o seco

Huméctalo constantemente: Cuando le proporcionas hidratación a tu cabello lograrás ayudar a reducir su resequedad al instante. Así como necesitas tomar agua para tu cuerpo, de la misma manera tu cabello necesita de ayuda para hidratarse. Un producto que hidrata sumamente tu cabello es el Universal Leave-In, un acondicionador sin enjuague que desenreda fácilmente el cabello al salir de la ducha y controla el frizz, proporcionando hidratación a la misma vez.  Corta las puntas cada 2-3 meses: Si las puntas abiertas te están dando dolores de cabeza, la única solución para ayudar a la salud de tu cabello es cortarlas constantemente. Recuerda que las puntas abiertas pueden viajar hasta arriba de tu cabello si no las tratas a tiempo. Reduce el calor: Trata de limitar el uso de las herramientas calientes en tu cabello, estas incluyen la secadora y la plancha. También puedes bajar la intensidad de calor y así minimizar el daño causado. Ponle atención a tu dieta: Comer las vitaminas y minerales adecuados pueden ayudar a tu cabello a crecer saludablemente y con mucho más resistencia. Una dieta que ayudan a tu cabello es aquella que contiene vitaminas B6 y B12, omega-3, proteína y hierro. ¡Lo notarás rápidamente! Recuerda que la belleza empieza con lo que comemos. Qué las mascarillas sean tus aleadas: Cada semana es recomendable que le des a tu cabello hidratación más profunda. Esto se logra con mascarillas de alta calidad, como la mascarilla Weekly Retreat con aceite de aguacate que penetra profundamente en la cutícula del cabello para hidratar desde el interior, mientras el aceite de jojoba y argán fortifican y protegen el cabello incluso después de enjuagar. Un color de cabello profesional: Si te pintas el cabello, asegúrate que lo haces con un producto de alta calidad. El color de cabello de eSalon incluye en su fórmula ingredientes que acondicionan tu cabello mientras lo tiñen, tales como vitamina E, B5 y aloe vera. Además, los coloristas expertos de eSalon te elaboran una fórmula completamente basada en tu tipo de cabello; así evitarás dañarlo con un tinte común y corriente que no sea apropiado para ti. ¡Lo mejor de todo es que te lo envían a tu casa por solo $10!* Visita eSalonenEspanol.com para conocer más y encontrar tu tinte especializado a tu tipo de cabello.
*más envío
]]>

1 thought on “Guía para rescatar tu cabello

Comments are closed.